¿Qué es una Marca Personal?
¿Qué es una Marca Personal?

El Personal Branding se fundamenta en el Marketing. Según Philip Kotler, para muchos el padre de la teoría marketiniana, el marketing es “…la técnica de administración empresarial que permite anticipar la estructura de la demanda del mercado elegido, para concebir, promocionar y distribuir los productos y/o servicios que la satisfagan y/o estimulen, maximizando al mismo tiempo las utilidades de la empresa.”(1996) (1)

La RAE equipara los conceptos de marketing y mercadotécnica y los define como el “Conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda.” y el “estudio de los procedimientos y recursos tendentes a este fin.

En ambas definiciones se aprecian los principales fundamentos del concepto Marca Personal.

El concepto Personal Branding vio la luz en la literatura empresarial de Estados Unidos en agosto de 1997. Un artículo en la publicación Fast Company, titulado “The Brand Called You” y escrito por Tom Peters, proponía “Las grandes compañías entienden la importancia de las marcas. Hoy, en la Era de las Personas, tú debes ser tu propia marca.(2)

brand-called-you-portadaEn su artículo Tom Peters destaca la importancia que tienen las marcas comerciales para las personas, considerando que toda la gente debe verse a sí misma como una marca en constante competencia con otras marcas, en lo que denomina una “economía de agentes libres”. Cada uno tiene la oportunidad de sobresalir en aquello en lo que le gusta profesionalmente desarrollando sus habilidades personales. Pero no sólo eso. Las TIC nos permiten crear canales de comunicación que nos ayudan a dar forma a nuestra marca y que al mismo tiempo tendrían éxito y audiencia por el valor propio de nuestra marca.

Peters asegura que debemos buscar aquello que nos hace diferentes y hacemos bien, potenciándolo al máximo para ganar presencia y relevancia en la economía de agentes libres (tanto si trabajamos por cuenta propia o ajena). Lo haremos, movilizándonos como voluntarios o buscando segundos trabajos para desarrollarnos y crecer en dicho mercado de "agentes de libres", de profesional a profesional, donde lo realmente importante es que sepamos resolver mejor que el resto de agentes las necesidades de nuestros clientes, de la empresa si somos asalariados o de nuestros propios clientes si somos autónomos. Siempre buscando el ganar-ganar y siendo fieles a nosotros mismos.

El secreto está en dar verdadero valor a todas nuestras acciones profesionales en lo que Peters denomina “proyectos”. Debemos entender cada trabajo, cada tarea como un proyecto, un reto gratificante mientras lo estamos realizando y una vez finalizado, un valor añadido para nuestra marca. Con el tiempo, el poder de influir en otras personas y proyectos de mayor envergadura irá ligado al desarrollo de la marca personal.

Desde otro enfoque, la Psicología viene estudiando hace siglos el comportamiento y los procesos mentales de las personas. Desde la Psicología Filosófica de Platón, Hipócrates o Kant hasta la psicología experimental de nuestros días, el comportamiento y los procesos psicológicos internos han sido de gran interés en las relaciones mercantiles y profesionales. Identificar aquellas actitudes y comportamientos que podían facilitar una venta o acceder a nuevos contactos era y sigue siendo una virtud al alcance de unos pocos. No por ello, la psicología ha dejado de aportar luz sobre estos procesos internos gracias al desarrollo y estudio de las neurociencias y de las conductas mediante la observación experimental.

Pero, es en la Psicología Económica del Consumidor y en la Psicología Social donde esta ciencia social aporta un conocimiento realmente útil al Personal Branding y que actualmente no está siendo aprovechado a fondo por los estudiosos y profesionales de la materia.

El estudio de las motivaciones y la implicación han sido abordados desde diferentes corrientes psicológicas como la teoría freudiana de la motivación, la clasificación de necesidades fundamentales de Henry Murray o la célebremente conocida Pirámide de A. Maslow. También el estudio de la personalidad de autores como Allport, Cattel, Eysenk, Mischel o Lluís Font, debería ser aplicado al Personal Branding, permitiendo aumentar el corpus de conocimiento aplicable al desarrollo de la Marca Personal. En este punto, Jürguen Salenbacher en su libro “Creative Personal Branding” aporta algunos matices refrescantes sobre los vínculos entre creatividad, personalidad y personal branding y la importancia que tiene el creative coaching en el camino de todos aquel que busque desarrollar su marca personal.

Como dicen en su libro Comportamiento del Consumidor (2000) Berbard Dubois y Álex Rovira “…ciertas variables y teorías resultantes de las ciencias sociales nos permiten evaluar aspectos, estáticos o dinámicos, del comportamiento de compra.” Y es el diseño de la Marca Personal juntamente con el conocimiento de estas teorías y modelos de comportamiento(3) el que debe motivar la compra de la propia marca y no de la competencia.

En definitiva, el Personal Branding debe encontrar en la psicología un apoyo que resulte en una corriente multidisciplinar que permita la evolución de dicha rama del marketing.

 

1 Marketing Management: Analysis, Planning, Implementation and Control.
2 Peters, Tom. (1997) "The Brand Called You” Fast Company
3 Estos autores proponen en su obra 3 modelos de comportamiento de compra: de Nicosia, de Howard-Sheth y un modelo propio.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más.